Una Vida Pedaleando Cimas

Esta es la historia de Sònia, fisioterapeuta pediátrica, y Eloi, ingeniero mecánico, dos ciclistas apasionados y amantes del aire libre, que decidieron dar un vuelco a sus vidas. Vendieron todo lo que tenían para subirse a sus bicicletas y viajar largas distancias a través de múltiples fronteras. Atravesando América Latina por los Andes, para luego pedalear en España, su país de origen, a través de Andalucía, hasta llegar a Marruecos. Y su viaje, ciertamente, no se detiene aquí…

Tiempo de lectura: 7 min

Palabras de Sònia Colomo



Sònia, fisioterapeuta pediátrica, y Eloi, ingeniero mecánico: ambos apasionados por el aire libre y diversos deportes desde que tenían edad para caminar. En los últimos años, el ciclismo y el bikepacking se han convertido en parte de sus vidas. Las aventuras de fin de semana y las carreras de ultraciclismo despertaron algo dentro de ellos que no pudieron ignorar por más tiempo.



Ambos trabajaban a tiempo completo, sin tiempo libre para realizar las actividades que más les gustaban. La pandemia desencadenó el punto de inflexión; ¿querían dejarlo todo, con todas sus consecuencias, para pasar más tiempo al aire libre? La respuesta final fue sí. No fue una decisión fácil. A ambos les gustaba su trabajo, amaban el lugar donde vivían y, en general, tenían una vida feliz. La decisión no fue una forma de escapar de nada, sino más bien de poder experimentar más. Y sin mucho que vender, aparte de un coche, un par de bicicletas y su ropa, lo vendieron todo, dejaron sus trabajos y tomaron un vuelo a San Diego con dos bicicletas de montaña y algunas bolsas llenas de la ropa básica y mucha emoción y miedo.



Soñaban con recorrer algunas de las mejores rutas de bicicleta de montaña del mundo y conocer nuevas culturas y países, por lo que decidieron comenzar en América Latina, donde sabían que enfrentarían el mayor contraste a su vida actual. Desde ese gran salto, sus bicicletas y piernas los han traído de regreso a España, su país de origen.



A partir del 8 de abril de 2023 comenzó su siguiente aventura en Cataluña, pedaleando por Andalucía y continuando hasta Marruecos, aspirando a escalar los picos más altos de la región. El 6 de junio de 2023, la pareja llegó al Toubkal, una escalada de 4175 metros y la montaña más alta del norte de África y del mundo de habla árabe.





¿Cómo te preparas para un viaje de larga distancia como ese?

Con la experiencia que teníamos de aventuras anteriores, empacamos muy ligero y decidimos coger solo lo básico y ni una sola cosa de las que llamaríamos "por si acaso". Eso significa no muchos lujos, pero sí la libertad de poder hacer rutas en bicicleta de montaña. Los dos éramos ciclistas antes del viaje, estábamos fuertes, pero un viaje así no se trata de estar fuertes. Realmente no puedes prepararte para lo que estás a punto de experimentar, aprendes mucho en el camino. Algunas cosas que creo que son importantes para empezar es tener la capacidad de adaptarse y cambiar de planes y saber que va a ser difícil, por lo que debes estar preparado para sufrir, física y mentalmente. Por supuesto, luego, durante el viaje, hay muchas más cosas que preparar y cosas que tienes que planear: dónde podré encontrar agua, cuándo voy a encontrar comida, cuántos km puedo hacer por día, cuál es el pronóstico, etc. Y poco a poco vas mejorando en este tipo de planificación, cuanto más pedaleas más te conoces a ti misma.



¿Cuáles son los mayores desafíos que tuviste que enfrentar durante el viaje?

Hay muchos desafíos durante un viaje como ese, algunos de ellos son externos y otros son internos. Son muchos los días en los que el tiempo ha estado en nuestra contra y nos ha hecho pasar momentos realmente duros y situaciones de miedo en las que nos hemos preguntado "¿qué diablos estamos haciendo aquí?". En otros casos, los desafíos están relacionados con una batalla interna contigo misma cuando extrañas a tu familia y amigos, incluso tu trabajo, cuando estás teniendo un mal día y lo único que quieres es una ducha caliente cuando ya sabes que no la tendrás. El mayor reto es ser capaz de adaptarte a todo esto y seguir adelante porque eso es exactamente lo que quieres hacer y donde quieres estar y aceptar que la aventura viene con buenos y malos momentos.




¿Qué es lo que más te gusta del ciclismo de larga distancia y de resistencia?

La respuesta es muy simple… ¡pedalear mucho! Me encanta estar encima de la bicicleta, así que es como una meditación en movimiento. Además, en un viaje en bicicleta, el ritmo al que avanzas es el ritmo perfecto para poder sumergirse por completo en la naturaleza y la cultura del lugar. No es tan lento como caminar, por lo que puedes cubrir una gran distancia en poco tiempo, pero no tan rápido como conducir, por lo que tienes tiempo para ser parte del paisaje y la cultura.



¿Cómo te preparas para un viaje de larga distancia?

Esa es una pregunta difícil. Dependerá principalmente de tus objetivos, aunque hay algunos básicos para mí.

El primero es estar cómoda encima de la bicicleta. Estudio la posición sobre la bicicleta y pruebo la ropa que quiero ponerme. Si no te sientes cómoda sobre la bicicleta, no importa lo fuerte o rápida que seas, vas a sufrir y probablemente no lo conseguirás. Entonces, para mí, estar cómoda es imprescindible. Luego, por supuesto, hay muchas otras cosas en medio.

Para las carreras de ultraciclismo que hice anteriormente, entrené específicamente para ellas. Me preparé física y mentalmente, que es aún más importante que tener un par de piernas fuertes. En este proceso aprendí mucho sobre mí misma y conocerse es algo muy importante en una carrera de resistencia de larga distancia. Especialmente en un viaje en bicicleta a largo plazo. Un viaje de larga distancia te saca muchas veces de tu zona de confort, por lo que debes estar preparado para eso y estar listo para aceptarlo y adaptarte a cualquier situación.




¿Qué consejos le darías a cualquiera que quiera iniciarse en larga distancia? ¿Y qué “trucos secretos” has aprendido durante tus aventuras hasta ahora?

Que empiece fácil para poder disfrutar del proceso y recorra largas distancias si eso es lo que le gusta. Si por alguna razón las largas distancias no son lo tuyo, haz algo más corto, no importa, el objetivo principal de ir en bicicleta es divertirse.

Durante mis aventuras he aprendido a adaptarme, a planificar y a no ceñirme a ese plan al final. No es un secreto, es un hecho, necesitas ser lo suficientemente flexible para adaptarte a todas las diferentes situaciones que se te pueden presentar en el viaje, buenas o malas. Debes saber que muchas cosas estarán fuera de tu control, y que no puedes hacer mucho para cambiarlas, pero puedes cambiar la forma como ves y reaccionas a todas ellas. La aventura viene con muchos días de felicidad, pero también muchos días de miseria; si te metes en un hoyo, todos los problemas parecerán más grandes de lo que realmente son, pero si sales del hoyo y subes un poco más, la perspectiva definitivamente cambiará. Mi truco en situaciones difíciles es hacerme tres preguntas: ¿Estoy lesionada o enferma? NO. ¿Tengo suficiente comida y agua? SÍ. ¿Lo veré diferente mañana? Probablemente sí. De acuerdo, entonces descansa, estás exhausta, mañana será otro día y seguro que va a ser mejor.



¿Qué te llevas para un viaje así?

Empacar liviano es la clave de estos viajes. No nos llevamos muchas cosas, solo lo imprescindible: 1 chaqueta de plumas, 1 chubasquero, 1 jersey, 2 camisetas de manga corta, 1 camiseta de manga larga, 2 culotes, 1 pantalón impermeable, 1 mallas, 3 prendas de ropa interior, 3 pares de calcetines, 2 pares de guantes, 2 cintas para la cabeza, 2 tubulares para el cuello, 1 pantalón largo, un par de zapatos de bici y unas chancletas; una tienda de campaña, un saco de dormir, una colchoneta hinchable y una almohada hinchable, una sábana interior, una toalla pequeña, cepillo y pasta de dientes y una copa menstrual; un equipo para cocinar con gasolina y una olla con 2 tazas, 2 boles más un tenedor, un cuchillo y una cuchara; cámara, drone y algunas baterías externas. Eso es todo.



LA EQUIPACIÓN GOREWEAR SELECCIONADA POR SONIA

LA EQUIPACIÓN GOREWEAR SELECCIONADA POR ELOI